Mi Primer Parto Parte 1

Lily es mi primer bebé y embarazo. Una de las razones por las que no quería tener hijos es porque el pensamiento de una sandilla salir de la vagina nunca me parecía ideal. Y que me encuentro embarazada y ahora sí que no había otra manera de que saliera.

Todavía espero que la ciencia encuentre una manera de teletransportar a los niños desde el vientres al mundo real dentro de 5 años, que es cuando planeamos tratar en tener Pedrin Jr..

De todos modos, como cualquier mamá primerista comencé mi búsqueda en Google sobre cómo hacer que el trabajo de parto pasara sin problemas. Ejercicios de respiración y mantras fueron el mayor éxito para otras mamás, pero había algo más que me intrigó y eso fue las diferentes posiciones que se pueden dar a luz a un bebé. Decidí que iba a usar la barra de la cama, recitar un mantra, respirar, usar el infamoso gas que da risa en lugar de un epidural y tener a Lily en cuclillas. Este era mi plan de parto.

Como todos sabemos, las cosas nunca van de acuerdo con el plan. No fui la excepción a este dicho. El día había llegado finalmente, y era hora de amarrarme los #$(@ y tener mi bebé. Antes de salir de la casa, me tomé una foto enfrente del espejo con mi panza enorme de fuera y no pude contenerme… Lloré y sostuve a Pedro tan cerca y le pedí que se acostara conmigo por un rato. Sería la última vez que estaríamos solo nosotros dos y aunque estaba emocionada, también estaba petrificada de la idea de una nueva criatura que estaría con nosotros para siempre. Sentí que acababa de empezar a conocerlo aún más y como si no estuviera listo para este nuevo bebé que estaba a punto de entrar a nuestras vidas ¿Cómo iba a lidiar? Quería quedarme en esa cama y en sus brazos para siempre.

Nos dirigimos al hospital y no tenía contracciones locas, pero estaban muy unidas. Usé la aplicación BabyCenter todo mi embarazo y así es como manejé un registro de mis contracciones. Llegamos al hospital y estaba muy nerviosa. Iban a comprobar si estaba lo suficientemente dilatada para quedarme en el hospital.

Dios mío, odiaba que me revisaran ahí abajo. No quiero asustar a nadie, pero junto con mi inmenso miedo y el incómodo chequeo ahí abajo, el dolor y la incomodidad me hicieron llorar bastante. No recuerdo el término médico, pero para revisar mi cuello uterino tenían que ir debajo de algo, y para ir debajo de esa cosa tenían que ir en lo más profundo. No pude ver ahí abajo, pero puedo garantizarles que me han dado un puñetazo. ¡¡¡Puñetazo!!! Tuvieron que conseguir una enfermera con dedos más largos para comprobar porque literalmente no podían comprobar que tan dilatada estaba.

Después de tanto dolor, resulta que no estaba lo suficientemente dilatada, pero todavía me dejaron quedarme. ¡¡Señoras te recomiendo encarecidamente que coman antes de ir al hospital porque no tendrás la oportunidad de comer después de que estés internada!! Por suerte, estaba tan nerviosa que ni siquiera recuerdo haber tenido hambre. Para pasar el tiempo y animar a mi cuerpo a dilatar, caminé un poco por el hospital, rebote en una bola hinchable y simplemente me relajé. Durante este tiempo, pude sentir mis contracciones, pero no fueron muy dolorosas.

Era el momento de ser revisada de nuevo y estaba 2 miserables centímetros dilatada y mi agua no se había roto. Estaba tan puesta en dejar que todo tome su curso naturalmente y no quería que rompieran mi agua. Eran sinceramente tan pacientes y dulces, pero mi cuerpo estaba ocioso. Me animaron a romper mi agua ellos mismos y literalmente me rompió el corazón. Sentí que ese era el comienzo de mi fracaso. Como si estuviera fallando en dar a luz, en ser mamá. Pedro me aseguró que estaba bien, y también mi hermana. Por fin deje que me rompieran el agua. No sé si fue el dolor lo que me hizo llorar o el hecho de que me sentía como un completo fracaso en ese momento, pero lloré tan fuerte y con tanta emoción. Siento como si mi corazón se rompió junto con mi agua.

Finalmente, ese paso había terminado y ahora todo lo que tenía que hacer era dilatar. ¡Me dilaté a 4 centímetros y me sentí tan feliz de que algo estaba pasando! ¡Lo estaba haciendo! Iba a tener a Lily. Ni una sola vez se me cruzó por la mente que tal vez debía tener conseguir una cesárea. No sé por qué, pero no lo pensé. Recuerdo que miré mi cama y trataba de instalarme en la cabeza cómo iba a empujar a Lily a salir en cuclillas. El dolor de contracción comenzó a ser un poco fuerte, pero yo estaba puesta en no agarrar el epidural y tenía mi práctico gas de risa que me ayudo tanto al principio. Pedro incluso se puso feliz porque sonreí poco después de usar el gas y dijo que fue la primera vez que había sonreído en el tiempo que estuvimos en el hospital. Después de 6 cm de dilatación, me detuve. El tiempo seguía pasando, pero no estaba dilatando. El dolor fue insoportable, juro que pasé una hora o más gritando sin parar y fue entonces cuando escuché la voz de Pedro diciendo que agarrara el epidural y la voz de una mujer, creo que de mi hermana diciéndome que estaba bien conseguir la epidural, que no me haría menos mujer. Así que decidí agarrar el epidural.

Estaba llorando no porque tuviera miedo del dolor, sino porque estaba decepcionada en mi misma por no seguir adelante con el plan de parto que había querido desde el principio.

¿Cómo iba a ponerme en cuclillas ahora?

¿Lily también iba a estar drogada?

El dolor de contracción fue tan malo que no recuerdo haber sentido dolor cuando me inyectaron. Simplemente sentí alivio y aunque al principio me sentí mal por agarrarlo, me alegro de que fuera una opción disponible para mí. Justo después de conseguir el epidural me indicaron tomar una siesta, para descansar mi corazón triste y después ver lo que pasaba dentro de una hora…

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s